Museo del cómic en Alemania honra al Pato Donald y a su traductora

Schwarzenbach an der Saale (Alemania) - El pato Donald, Patolandia y la traductora alemana de cómics de culto, Erika Fuchs, son el foco del primer museo del cómic creado en Alemania que acaba de abrir sus puertas.

La Casa Erika Fuchs cuenta con 600 metros cuadrados divididos en siete áreas que abarcan la vida y trabajos de Fuchs y la historia de los cómics. Uno de los principales atractivos del museo es el recinto de 130 metros cuadrados sobre Patolandia, que incluye además el conocido depósito de monedas de oro del famoso Tío Gilito.

El espacio no se encuentra en una de las grandes ciudades alemanas como Múnich, Berlín o Hamburgo, sino en la pequeña localidad bávara de Schwarzenbach an der Saale en la Alta Franconia, al sur del país.

En la citada localidad vivió Erika Fuchs (1906-2005), la primera editora de la revista alemana del Ratón Mickey (Don Miki) que encontró en la ciudad la inspiración para sus ingeniosas traducciones. El municipio decidió dedicar el museo a su persona y al mundo del Pato Donald.

La construcción de la Casa de Erika Fuchs ha costado alrededor de cinco millones de euros. Casi el 90 por ciento del presupuesto ha sido financiado por organismos federales y regionales, empresarios, fundaciones y fans del Pato Donald.

::: Información de dpa Deutsche Presse-Agentur GmbH

Pato Donald y a su traductora
:::: 
Primer museo del cómic alemán | Foto dpa